Los conflictos societarios pueden definirse como situaciones en las cuales existen intereses contrapuestos entre las personas que constituyen la estructura interna de una sociedad.
Estos casos pueden ocurrir entre socios, o también en las llamadas Sociedades Familiares.
Los conflictos societarios pueden complicarse con los problemas derivados de las sucesiones en los cargos directivos, de las sucesiones en la titularidad de las acciones, cuotas o partes sociales, del incumplimiento permanente de las formalidades societarias y de la existencia de operaciones o activos no registrados.
Sefil Consultores le asesora y gestiona la intermediación en este tipo de situaciones para llegar a acuerdos y soluciones que sean aceptados por todas las partes implicadas, dentro de la legalidad vigente.